IV

LAS RELACIONES SEMÁNTICAS EN EL CINE II: EL DOBLE CARÁCTER DEL SIGNO CINEMATOGRÁFICO

En el cine, cada imagen en la pantalla es un signo, es decir tiene significado. Representa.

Pero este significado de la imagen tiene un doble carácter:

Por una parte, a) la relación semántica.

Por la otra parte, b) los significados complementarios.

a) En cuanto a la relación semántica, aclaremos:

En el cine, las imágenes en la pantalla reproducen una diversidad de objetos en el mundo. En otras palabras, los objetos se vuelven significados por representación, de las imágenes reproducidas en pantalla. (La imagen sustituye al objeto, así como la palabra sustituye a la cosa, el dinero al valor, el mapa al lugar…).

Por ejemplo: la imagen de una manzana que representa a la manzana “modelo”, a la realidad objetiva.

La imagen de la manzana al sustituir a la manzana “referente”, se vuelve signo (con todas las características y componentes ya vistos: por ejemplo, denotativamente es una manzana, connotativamente puede (o no) representar el pecado, de la misma manera que la imagen de unos ojos puede describir visualmente a los órganos como tales, o tener la connotación de “la mirada”.

b) Sin embargo, las imágenes reproducidas en pantalla pueden llenarse con significados complementarios.

Así, la iluminación, el montaje, la diversidad de planos, el encuadre, los cambios de velocidad, el color, los movimientos de la cámara, etcétera, pueden dar a las imágenes en pantalla significados complementarios.

Éstos además, pueden ser metafóricos, metonímicos, simbólicos, etcétera.

Algunos ejemplos:

La imagen de una manzana a color puede no significar lo mismo que una en blanco y negro.

En este ejemplo entendemos que se hace uso del color para marcar dos dimensiones temporales distintas; una manzana del pasado y otra del presente.

Otro ejemplo: El encuadre al rostro de una persona que mira.

El significado de esta acción (mirar) varía dependiendo del plano visual en que se presenta la imagen (close up, plano medio, plano completo).

Se puede tomar como referencia el acercamiento extremo a los ojos que hizo Eisenstein al final de La Huelga (Stachka, 1925), para representar “la consciencia de la humanidad”. (Nótese aquí el hecho de usar los ojos con la connotación de “La mirada”).

Mediante el uso de la iluminación, un ejemplo de significado complementario sería la manera de Francis Ford Coppola para presentar a Kurtz (Marlon Brando) en Apocalypse, Now! (1979): siempre en la penumbra, con su rostro apenas visible (no daría el mismo significado si el personaje fuera presentado con otro tipo de iluminación, o incluso de forma contraria), logrando además con esto, dicho sea de paso, una trascodificación de Mr. Kurtz, el personaje original literario de El Corazón de la Tinieblas (Joseph Conrad) al Coronel Kurtz el personaje cinematográfico, visual del filme.

Finalmente, todo el montaje de atracciones y la yuxtaposición de imágenes para crear significados, es otra forma de significación complementaria mediante los elementos propios del cine.

Pero, ¿cuáles son estos elementos propios del cine? ¿Qué componentes forman parte del sistema comunicativo cinematográfico para permitir las relaciones semánticas?